lunes, 12 de mayo de 2008

No olvides quien eres...


Tenía la piel empapada y los pies destrozados. Llevaba horas, tal vez días, caminando alrededor de a lo que a él le parecía un círculo sin sentido. Lo único que veía de vez en cuando, entre la niebla, era el brillo de… ¿una estrella? No estaba seguro. Tampoco recordaba bien por qué estaba allí, donde quiera que estuviese. Ni por qué sus pasos no lo detenían, o lo conducían hacia alguna parte, fuera de la nada. Su mente estaba en blanco, hacía mucho que no conseguía ni siquiera pensar. Solo una frase resonaba en su cabeza… “no olvides quién eres…”

3 duendes:

solange dijo...

me gusta este post no me conoces... bueno ´si puedes te paseas por mi blog

Nakashe dijo...

que cool =)

da que pensar eh^^


Molas un puñao nenah!

Anónimo dijo...

kizas lo q vea sea el país del Principito...