lunes, 4 de agosto de 2008

La Creación

Hace no mucho leí un libro en el que se afirmaba que el ser humano no fue creado junto con el mundo y todas sus criaturas, sino que se originó muchos años después, engendrado por una curiosa pareja: un ángel y un demonio.

Esta nueva especie adoptó las mejores cualidades de cada progenitor: la bondad, la piedad y la generosidad de los seres de luz y la crueldad, el rencor y el afán de destrucción de los señores del infierno.

Todos estaban intrigados con estas extrañas criaturas. Aprendieron a crear, admiraban la belleza y priorizaron el amor, cosa que agradó en gran medida a los ángeles. Pero la mejor parte fue para los demonios: eran seres destructivos, que cambiaban y acomodaban la creación divina para su comodidad y disfrute. Por algo no eran parte de ella...

Divertidos por su salvaje comportamiento, los demonios descendieron a la Tierra y se juntaron con esta nueva especie para estudiarlos y experimentar con ellos. Los ángeles, sin embargo, optaron por observar.

Y así, unos milenios después, solo hay que mirar alrededor...


...


Aunque, claro, no todo tiene que ser como nos lo cuentan...

3 duendes:

Sampe dijo...

Obligado por la jefa, voy poner una pequeña síntesis del cristianismo con la que me topé hace un tiempo:

Cristianismo: La creencia de que un zombi judío cuyo padre es él mismo hará tu vida eterna y te librará de un mal terrible que tiene tu alma desde el momento en qe naciste porque una serpiente parlante convenció a una mujer-costilla para que comiera de un árbol mágico si simbólicamente te comes su cuerpo y telepáticamente lo aceptas como tu maestro.

...Si, tiene lógica.

Anónimo dijo...

nada es como lo cuentan, pero tampoco contamos nada tal y como es, o no crees?

Anónimo dijo...

*o* Creo que sé cuál es ese libro, XD. O si no es ese... uno parecido: "Dos velas para el diablo".
Por cierto, enhorabuena por tu blog y sigue escribiendo, porque lo haces fenomenal, :).